Carta Motivacional #1


Shufflepuck Co.

Sres. Colaboradores.

Por medio de la presente solicito la difusión del instructivo de conducta e ideología a las diferentes células que componen la estructura de nuestra gloriosa empresa que durará mil años, menos deducibles e impuestos.

La empresa.
La empresa, en su afán de demostrar su inmenso amor hacia sus empleados, a los que considera hijos espirituales, provee de una zona recreativa en la que pueden desarrollarse para que interactúen bajo parámetros amorosamente estructurados para que pueda desarrollarse como personas. Personas conflictivas, máquinas restringidas, un loco borramáquina suelto al azar, un juglar para recreación y diversión con su punto 1, un sueldo bajo y mucho más ha sido incorporado para que los empeados tengan retos, tengan motivaciones, tengan un motivo para seguir adelante. En fin, un motivo para existir y definirse como seres humanos mejores cada día. Eso fue hecho por el bien de los empleados, no de la empresa, la cual se esfuerza y saca de sí problemas y necesidades solo por el beneficio del empleado. Esa imagen postrera y lastimera de la empresa como quemeimportista y absorbente, y del empleado como un esclavo ha quedado en el pasado, ahora que por amor al prójimo y los demás la empresa contribuye con el desarrollo personal, laboral y físico de sus trabajadores en una zona de cero ejercicio, pero mucho estrés mental

El empleado
El sistema es tu amigo, quiérelo, ámalo. Debes dar la mano y echar el hombro para que todos salgamos adelante (no preguntes hacia dónde exactamente, solo dale). Si la empresa está bien, tú estás bien. Ama a tu empresa, trabaja más de las horas que te piden, sé más servicial y sumiso, baja la cabeza que llevarla en alto no lleva a nada, más que golpearse con el marco de una puerta. Ven los sábados, y si puedes los domingos vamos! Sí se puede! Al final del día, antes de salir, detente un momento y piensa: “Es mi hora de salida, pero quiero hacer más!” y regresa a pedir más trabajo. Aporta más. La familia? Nah, ya tendrás otra. Esposo o esposa se van al cabo de un tiempo, los amigos traicionan y desaparecen, los hijos se venden o se van, y cuestan mucho mantener, pero tu trabajo, TU empresa, siempre estará allí, incluso mucho después de que ya hayas desaparecido o hayas disminuído como una pasa absorbida por la exigencia del canal. Siempre estará ahí, y dirás, con una sonrisa antes de morir: “Esa empresa absorbió mi vida, y ahora está donde está por mi contribución”, y serás feliz. Pasarás a ser parte del selecto grupo de ex empleados en el cementerio privado del canal, al frente del mismo, para abonar a las flores de esta tierra que gloriosamente se postrarán ante las llantas de los autos de la empresa. Vamos! TU eres la empresa!

Espere más cartas motivacionales, Cortesía de Shufflepuck Co.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s